La campaña en tiempos de grieta