Amor moderno: ¿por qué una inglesa vino a sacarle fotos a los telos porteños?