¿Cansado de ver siempre lo mismo? Esta plataforma muestra un cine distinto, jugado y argentino

Scroll

Por Sebastián De Toma (@sebadetoma)

MUBI es una plataforma dedicada al cine independiente que Eduardo Costantini (hijo) creó junto al emprendedor turco Efe Cakarel en 2007 y que no hace mucho comenzó a dar sus primeros pasos en China. Originalmente, la plataforma nació como The Auteurs, una red social para los aficionados al cine-arte. Desde allí, fue evolucionando hasta lo que es hoy: un servicio de streaming bajo demanda con un catálogo curado que se renueva todos los días y donde cada filme dura 30 días en cartel. Publican, además, una revista en línea dedicada al cine bajo el nombre de The Notebook. En ella han invertido reconocidos empresarios argentinos del mundo de las TIC, como Martín Varsavsky (creador de FON) y Alex Oxenford (fundador de OLX).

No sé parece a ninguno de los servicios de Video Bajo Demanda (VOD, por su sigla en inglés) que se conocen, no solo por la forma particular de su catálogo sino además por cómo lo arman. Justamente, su foco no son los tanques cinematográficos sino las películas de autor, los clásicos y rarezas con diferentes particularidades. Entre sus últimas ciclos retrospectivos pueden mencionarse el que dedicaron a Werner Herzog, el de Godard y sobre los estudios Miramax.

Una de las ventajas que ofrece MUBI, de acuerdo a Costantini (hace algunos meses lo entrevisté para una nota que apareció en Revista Fibra, acá), es que eliminan “la paradoja de la selección”. Es decir, “la insatisfacción que sienten las personas al estar frente a tantas opciones. Gracias a este modelo hoy tenemos un crecimiento sostenido de clientes cada mes”.

A propósito de una retrospectiva sobre cine argentino contemporáneo, enfocado en la productora Pampero Films, “la productora más rebelde de la Argentina, que rompe con las barreras en todos los aspectos del cine industrial, desde la manera de financiarse a las historias que cuentan y sus estructuras”, de acuerdo a como la describieron al momento de lanzarla. Toda la curaduría está orientada en lo que llaman “el lado B del Nuevo Cine Argentino” y destacan los trabajos de Lisandro Alonso, Lucrecia Martel y Martín Rejtman (entre otros) como “una colección de películas fascinantes, sin compromisos, que desafían cualquier expectativa y redefinen el cine de bajo presupuesto”.

Más allá de los cineastas mencionados, pasaron ya joyas como El loro y el cisne y El escarabajo de oro, de Alejo Moguillansky; y todavía pueden verse, por poco más de 10 días, Historias extraordinarias, de Mariano Llinas; La mujer de los perros, de Laura Citarella y Verónica Llinas; y la inquietante Damiana Kryygi, de Alejandro Fernández Mouján.

Para entender qué los lleva a elegir películas de esta manera, por qué estos directores y cómo funciona el negocio de convertir la pasión por el cine en un emprendimiento rentable y de largo plazo, Notas al Pie mantuvo un intercambio epistolar electrónico con Rory Japp, el gerente Global de Crecimiento de MUBI, que tuvo un paso por el mundo de la publicidad tras recibir –en 2012- su diploma de grado en Historia de las Artes de la Universidad de Oxford.

¿Por qué decidieron lanzarse ahora con esta retrospectiva?

La verdad es que el cine argentino siempre es fuerte y su presencia en el circuito internacional consistentemente sólida. Pero el 2017, con el estreno de las muy esperadas nuevas películas de Lucrecia Martel y Santiago Mitre en los grandes festivales de cine, ambos un paso adelante en términos de escala y notoriedad, pensamos que era un momento perfecto para mirar hacia atrás a algunos de los nombres menos conocidos o establecidos que han ido modelando el cine argentino en la última década, directores y películas que tienen una presencia sustancial en los festivales pero que tristemente no están disponibles para audiencias por fuera de ese circuito.

¿Por qué eligieron centrarse en esta retrospectiva en Pampero Films?

Pampero ha revolucionado el panorama del cine argentino. El llamado Nuevo Cine Argentino estaba muy vivo y sano antes de ellos, pero su método colectivo de trabajo y la camaradería, su sentido de la rebeldía y el rechazo a abrazar el sistema industrial de cine, más su notable uso de la creatividad para superar las limitaciones financieras y, de hecho, convertir esas limitaciones en un activo son absolutamente excepcionales. Historias Extraordinarias es una de las películas más importantes del nuevo milenio. Sentimos que era necesario hacerlos más conocidos desde hacía mucho tiempo, sobre todo fuera de la Argentina y de los mercados de habla hispana. Lo que ellos hacen es parte de la dirección en la que está tomando el cine.

¿Han estado en contacto con ellos en la elección de estas películas o simplemente tienen los derechos y ya?

MUBI es una plataforma online curada, con un modelo muy particular que se asemeja más a la forma de trabajar de un festival o de un cine, distinto de otras plataformas VOD. Nuestra curaduría comienza en la adquisición de los títulos. Estábamos interesados ​​en estas películas durante mucho tiempo, tuvimos la idea de una retrospectiva en mente desde hace un tiempo.

¿Han hecho antes alguna otra retrospectiva con películas argentinas?

Hemos presentado y dado visibilidad global a la obra de Lucrecia Martel, Matías Piñeiro, Lisandro Alonso, Pablo Trapero, Daniel Burman, Juan José Campanella y muchos otros, y seguiremos haciéndolo, porque creemos que la Argentina tiene un particularmente rica, diversa y fuerte, tanto en términos generales como en el universo artístico, tanto históricamente como en la actualidad, que nos sentimos indudablemente obligados a apoyar y defender. Para uno de nuestros programas especiales para el otoño, y esto es algo que estamos extremadamente orgullosos y aún no hemos anunciado, estamos trabajando estrechamente con Martin Rejtman en una retrospectiva global que muestre todo su trabajo. Es un cineasta que admiramos mucho y uno de los mejores a la hora de hacer comedia.

En general, ¿cómo deciden qué película se muestra en cada momento?

Tenemos un programador dedicado en cada territorio que responde a la estructura cultural exacta de ese país. Programamos de una manera bastante clásica, como un cine independiente tradicional. Un mes podemos pasar una retrospectiva de Fellini solo porque nos gusta mientras que otro decidimos pasar las películas anteriores de un director que acaba de ganar Cannes. Somos lo suficientemente ágiles para reaccionar a los hechos cotidianos, como cuando es la fecha de nacimiento de un ícono como Stanley Kubrick o cuando muere alguien fundamental para la historia del cine. Para nosotros, la programación es realmente acerca de crear contexto y tener motivos para decidir. Nos preguntamos todo el tiempo: ¿por qué esta película es interesante? Dos horas de la vida de una persona es mucho tiempo y nos gusta respetar el tiempo de nuestros usuarios cuando elegimos una película.

Imagino que, al ser una plataforma dedica al lado artístico del cine, tienen un ida y vuelta importante con sus usuarios. ¿Toman pedidos sugerencias de sus clientes? ¿Tienen una política al respecto?

No tenemos un criterio establecido, el proceso es mucho más humano y orgánico que una política o proceso oficial para las solicitudes. Siempre hemos imaginado a MUBI como una especie de cine en línea: no sólo el lugar donde ves películas, sino también el lugar donde vas antes y después para hablar sobre el cine y conocer gente que comparte tu pasión. Con esto en mente, tenemos siete millones de usuarios altamente comprometidos en nuestra plataforma. Hablamos con ellos todo el tiempo para que nos den feedback tanto sobre cómo mejorar tanto nuestra programación como la plataforma en sí.

¿Cuáles son sus planes para el futuro, más que nada respecto a la incorporación de nuevo material?

En el Reino Unido y los Estados Unidos, continuaremos con nuestra nueva estrategia de la adquisición de contenido exclusivo para estrenar en salas cinematográficas. Por ejemplo, en Inglaterra estrenaremos comercialmente la película que ganó el Oso de Oro On Body and Soul. La seguirán inmediatamente Felicite y Have a Nice Day, ambas películas que estarán en el festival de cine de Londres de este año. En América del sur, vamos a mejorar y expandir nuestra biblioteca de contenido con más acuerdos locales, y esperamos tener más retrospectivas similares a la del nuevo cine argentino en los próximos meses. Y, en una escala más general, estamos trabajando en lanzar nuevas funcionalidades para la plataforma. Estamos expandiendo las herramientas para interactuar y socializar nuestro contenido, con un foco en mejorar la experiencia del usuario y asegurarnos que MUBI no sea solo un lugar para ver cine, sino también para descubrir, discutir y compartir grandes películas.

(Para probar MUBI sin cargo durante un mes, el lector de Notas al Pie puede entrar a www.mubi.com/notasalpie)

Envia un comentario